Julio Gonzalo, buen amigo y excelente científico, me escribió hace unas semanas para decirme “es un placer mandarte el que quizás sea tu primer artículo académico en Computer Science”. Se trataba del papel que recoge los resultados de una investigación sólida acerca de las posibilidades reales a la hora de analizar la presencia de una empresa en Internet. Lo puedes encontrar aquí.

La investigación consistió en el trabajo de 18 equipos de expertos en recuperación de información y lenguaje natural. Cada uno de ellos presentó su solución a la hora de resolver un problema común que les planteaba. Esta prueba se realizó en el marco del CLEF 2010, la conferencia anual en la que participan investigadores de todo el mundo y que se centra en los aspectos tecnológicos relacionados con el acceso y manejo de la información multilingue y multimodal (vamos la que nos rodea y que caracteriza el 100% de lo que se publica a diario en Internet). En esta edición la conferencia se celebró los días 20, 21, 22 y 23 de septiembre del pasado año en Padua.

Nuestro rol fue el de colaborar con los cracks de la UNED en la definición de ese problema, ligado como pocos a la realidad a la que nos enfrentamos desde Comunicación Online en Llorente & Cuenca: distinguir cuando un twit que contiene la palabra clave relacionada con nuestro cliente se refiere realmente a esa empresa y no a otra cosa.

Todos sabemos que muchas de las marcas de las empresas con las que trabajamos contienen palabras comunes con múltiples significados. Vigilar las menciones puede convertirse en una auténtica tortura cuanto más ambiguo es ese referente. Y esto se vuelve especialmente difícil en la Web en tiempo real que supone Twitter. Con 140 caracteres, la carencia de contexto se hace crítica para saber exactamente si están hablando de nosotros.

Ver los resultados y conocer el rigor con el que estos equipos de expertos se aproximan a este problema es un lujo.

Con motivo de mi participación en las I Jornada sobre Comunicación 2.0 organizada por la Universidad Carlos III, reflexioné acerca de la importancia de que en este momento la Universidad se involucre en la investigación y el análisis de la revolución que nos rodea.

Todos estamos necesitados de información, de datos y de perspectivas científicas que nos ayuden a desempeñar mejor nuestro trabajo. Desde el Observatorio de Reputación de nuestra consultoría hemos avanzado en esta línea. Creo que nuestros Barómetros (ya vamos por el 12) son un grano de arena considerable dentro de la Red en Español y Portugués.

Pero también he creído desde el principio que esta labor requiere de la colaboración con los profesionales que mejor conocen el estado del arte de la tecnología. Y esta es la razón por la cual nuestro Departamento de Comunicación Online ha establecido una colaboración fructífera con grupos tan activos y brillantes como el NLP (Natural Language Processing and Information Retrieval) Group de la UNED.

Mezclar las necesidades cotidianas en la gestión de las organizaciones con las capacidades de los equipos de investigación científica siempre ha enriquecido ambos terrenos. Nosotros vamos a seguir esta dirección. Además de retadora, es muy divertida. Ya estamos definiendo un nuevo campo de experimentación y compartiremos contigo los resultados, al igual que hemos hecho con este potente informe: WePS-3 Evaluation Campaign: Overview of the Online Reputation Management Task.

WePS-3 Evaluation Campaign: Overview of the
Online Reputation Management Task

Chief Talent & Innovation Officer y Socio de Llorente & Cuenca (y ferviente admirador de los Flamin’ Groovies).

Un Comentario en “Investigación: Cómo distinguir si un twit trata de mi empresa o no

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *