¿Móviles todavía en la era WAP? ¿Sitios web poco útiles? ¿Una Internet, todavía más complicada para los celulares? ¿El móvil mató al buscador? Preguntas, tendencias y algunos análisis, eso es lo que me encuentro cuando reflexiono sobre el tema.

A veces olvidamos que los móviles son un aparato pequeño con una conectividad limitada. Lo hacemos sin darnos cuenta. Sobre todo cuando lo que tenemos en la mano es un iPhone o una Blackberry echando humo.

El 85% de los terminales no dispone de una gran pantalla. Tampoco de un navegador web potente. A pesar de ello, Eric Schmidt, al introducir el encuentro anual sobre liderazgo del IAB, decía que su uso para recurrir a servicios de Internet está superando todas las expectativas. Su comentario señalaba que, al fin, estaba a la altura de todas las promesas que visionarios y gestores como él habían hecho a lo largo de los años; y que ahora que estallaba lo estaba haciendo a un ritmo extraordinario.

Los ejemplos que ponía eran muy ilustrativos. El comportamiento tras los anuncios de la superbowl indicaban que la cercanía de los smartphones y su facilidad de uso los convertía en la primera opción para ampliar la info acerca de cualquiera de los productos anunciados (Chrysler o GoDaddy entre ellos).

¿Los celulares siguen en la era WAP?

Sin embargo, navegar con la mayoría de los terminales sigue siendo un infierno. Jakob Nielsen ha publicado también esta semana datos de un reciente estudio que han llevado a cabo en su laboratorio de usabilidad. Si tomamos sus resultados, nos damos cuenta de que las diferencias técnicas entre los dispositivos marcan una distancia a veces insalvable.

El estudio divide los móviles en tres grupos. El primero formado por los que vienen a llamar “Feature” caracterizados por un acceso básico. El segundo, por los smartphones. Y, el tercero, por los que disponen de una pantalla táctil o “Touch”. Fueron probados con una variedad de sitios web significativa, con usuarios de varios niveles y en situaciones muy diversas. Los datos en términos de “grado en el que se alcanzó el éxito”:

  • Feature: 38%
  • Smartphones: 55%
  • Touch: 75%

Son datos muy por debajo de los que se obtienen normalmente cuando se trata de un navegador en un pc convencional (superiores al 90%).

Lo cual debería tenerse muy presente al diseñar y concebir determinados servicios. Y a esa parte vamos.

Y los sitios web, ¿Siguen en la era WAP?

Otro enfoque del estudio analiza el éxito que se consigue dependiendo de la capacidad de adaptación de los sitios web a la navegación móvil. Para ver hasta qué punto incide, testaron servicios concebidos para estos dispositivos y otros concebidos para la navegación web en general.

  • Sitios web en general: 53%
  • Sitios específicos para móviles: 64%

Lo cual demuestra que el escenario de partida es muy complicado. Aún a sabiendas de que el acceso móvil está revolucionando los datos de penetración de Internet, parece desalentador pensar que cuando tienes que diseñar un sitio te enfrentas a semejante reto.

El contexto ha complicado aún más el uso

Y además se da un fenómeno curioso. Al cruzar estos resultados con los obtenidos en un estudio similar del año 2000, se han encontrado con que las cifras no han mejorado. Si cabe, han empeorado.

¿La razón? El contexto de la navegación se ha vuelto mucho más complejo. Hace una década el usuario tenía muy pocas opciones entre las que escoger. Los menús, en la mayor parte de los casos controlados por las operadoras de telefonía, ofrecían enlaces directos a servicios muy concretos. Esto hacía que los tiempos para localizar una información determinada fueran relativamente reducidos. Hoy, el internauta móvil puede hacer casi de todo, lo cual paradójicamente le lleva a hacer más lento cualquier proceso de consulta.

El móvil mató al buscador…

Lo que está claro es que, al margen de estas consideraciones, introducir datos en un terminal móvil se vuelve especialmente traumático. El entorno desde el que se accede a la Red cuando se camina, se conversa, se espera en una tienda o en la barra de un bar, hace muy difícil escribir una frase o una url. Es mucho más sencillo pinchar sobre un botón. Probablemente, el fenómeno de las apps para Balckberry o Iphone esté respondiendo en parte a la necesidad que plantea esa variedad de situaciones.

Al mismo tiempo, cuestiona el paradigma que se había instalado: frente a la “búsqueda” surge la “recomendación”. En este terreno también se da la confrontación de Facebook y Google. Y creo que la movilidad es uno de los argumentos que está inclinando la balanza hacia la navegación social.

Conclusiones

  • Al diseñar un sitio web, hay que considerar que si el acceso móvil es importante, será preciso concebir una versión específica: el 1/5 que se gana es más que notable.
  • Aún cuando se trate de un dispositivo “touch”, los que mejores resultados ofrecen, la entrada de datos determina también la necesidad de contar con elementos que acorten el acceso (por ejemplo, favoritos o iconos en el escritorio).
  • Debemos recordar siempre que el 85% de los terminales son “tontos”.
  • Con la tecnología que tenemos sobre la mesa, los costes asociados a la movilidad (dispositivo más datos) y la saturación de las redes, tendremos reto… para rato.

Chief Talent & Innovation Officer y Socio de Llorente & Cuenca (y ferviente admirador de los Flamin’ Groovies).

Un Comentario en “Usabilidad Móvil ¿Dos términos contrapuestos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *