La forma en la que has manejado las expectativas que has creado en el pasado, si las has satisfecho, superado o defraudado ha cimentado tu reputación. Ese activo te confiere credibilidad, un aspecto fundamental en la gestión de las relaciones humanas. Cuando propones tu proyecto de cambio a cada comunidad que necesitas involucrar, no solo valorarán el contenido de tu mensaje, el beneficio que les planteas e, incluso, los términos del acuerdo que les ofreces, también tendrán en cuenta cuán creíble les resultas. Existen costes asociados a la falta de fiabilidad. Si suponemos que alguien nos puede fallar exigiremos más a cambio de aceptar su llamada a la acción.

Pequeña Idea Innovadora: tienes a tu disposición innumerables mecanismos para ser transparente y trasladarlo. El mundo multimedia nos permite aportar todo tipo de pruebas que confirmen los hechos y que demuestren nuestro relato. Cuando es el plan estratégico de tu compañía el que está en juego, no gastes ni un minuto en tratar de esconder tus vulnerabilidades. En la sociedad que vivimos éstas aflorarán tarde o temprano. Esa táctica tuvo alguna virtud en el siglo pasado. En vez de gastar en ese esfuerzo, invierte tus recursos en el desarrollo de contenidos que redunden en beneficio de tu credibilidad. Probablemente el hecho de que tus puntos débiles se conozcan aporte un extra de solvencia que puede resultar decisivo en tu competición.

Decálogo

A partir de las experiencias de éxito de Ángel AllozaCEO en Corporate Excellence-Centre for Reputation LeadershipMiguel GarcíaDirector de Comunicación y Responsabilidad Empresarial en DKV Seguros, y Juan LlovetMarketing & Communications Director en Gestamp Renewables – Gonvarri Steel Industries, proponemos un decálogo para innovar:

  1. Cambiar exige comprometer a cuantos protagonizan tu proyecto
  2. Tu reputación es una palanca poderosa para convencer y comprometer
  3. Convencer a lo largo del tiempo pasa por la generación de la confianza
  4. Dota de un propósito social a tu empresa
  5. Se trata de relaciones humanas: formamos comunidades, no “clusters”
  6. No dejes que el éxito se convierta en uno de tus mayores enemigos
  7. La ejecución precisa tanta o más atención que la planificación
  8. La clave está en la motivación!
  9. Entrenar, entrenar, entrenar…
  10. Aprovecha las oportunidades

Este decálogo forma parte del libro editado por Jorge Cachinero y publicado por d+i (el Centro de Ideas, Análisis y Tendencias de LLORENTE & CUENCA): «Innovar para Liderar: Tres Casos de Éxito«. Si te interesa el tema o los casos, descárgatelo en formato .pdf.epub o .mobi. Ya me contarás qué te sugiere!
ficha_libro_innovar

Chief Strategy Officer y Socio de Llorente & Cuenca (y ferviente admirador de los Flamin’ Groovies).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *