Son las palabras de Miguel García. Quizás por eso es necesario que las empresas lleven adelante proyectos que como resume Juan Llovet hablando de Leadingthechange se conviertan en auténticos ejercicios de autoestima corporativa. Alrededor de un proyecto que intenta mejorar la manera en la que nos relacionamos con el resto interviene un amplio abanico de profesionales. Lograr que de manera paulatina, y no a impulsos a base de hitos muy marcados, se extienda la motivación por participar y aportar es en sí un fenómeno muy rico para las organizaciones.

Es el principal sustento de procesos de cambio que se extienden a lo largo de años. La Fundación DKV ha conseguido imprimir esa huella en quienes trabajan, colaboran y comparten los servicios que lanzan. Solo la profunda creencia en su visión y beneficios de quienes pusieron en marcha el proyecto puede trasladar semejante entusiasmo.

Pequeña Idea Innovadora: resulta efectivo mostrar cada poco tiempo la evolución de lo que se está desarrollando y destacar el papel desempeñado por los artífices. Las nuevas tecnologías facilitan además que en la preparación de esos contenidos se cuente con las ideas y los datos de todos. Las herramientas colaborativas cada vez son más fáciles de utilizar y trasladan la sensación de que el resultado es fruto de la aportación del cada uno de los individuos. ¿Tienes alguna en la empresa? ¿Existe algún espacio en ellas destinado a que entre sus usuarios se construya algo beneficioso para todos? ¿Muestra los avances del proyecto? ¿Permite la aportación de contenido desde diferentes puntos de vista? En caso de no disponer de esto, ponlo en marcha de manera experimental en un recorrido corto para comprobar su interés. A veces, solo la introducción en una compañía del microblogging entre sus comunidades relevantes (como la de los directivos) produce un efecto renovador que posibilita que nuestros colegas se sientan permanentemente “enchufados” a la tarea común que tenemos entre manos.

Decálogo

A partir de las experiencias de éxito de Ángel AllozaCEO en Corporate Excellence-Centre for Reputation LeadershipMiguel GarcíaDirector de Comunicación y Responsabilidad Empresarial en DKV Seguros, y Juan LlovetMarketing & Communications Director en Gestamp Renewables – Gonvarri Steel Industries, proponemos un decálogo para innovar:

  1. Cambiar exige comprometer a cuantos protagonizan tu proyecto
  2. Tu reputación es una palanca poderosa para convencer y comprometer
  3. Convencer a lo largo del tiempo pasa por la generación de la confianza
  4. Dota de un propósito social a tu empresa
  5. Se trata de relaciones humanas: formamos comunidades, no “clusters”
  6. No dejes que el éxito se convierta en uno de tus mayores enemigos
  7. La ejecución precisa tanta o más atención que la planificación
  8. La clave está en la motivación!
  9. Entrenar, entrenar, entrenar…
  10. Aprovecha las oportunidades

Este decálogo forma parte del libro editado por Jorge Cachinero y publicado por d+i (el Centro de Ideas, Análisis y Tendencias de LLORENTE & CUENCA): «Innovar para Liderar: Tres Casos de Éxito«. Si te interesa el tema o los casos, descárgatelo en formato .pdf.epub o .mobi. Ya me contarás qué te sugiere!
ficha_libro_innovar

Chief Strategy Officer y Socio de Llorente & Cuenca (y ferviente admirador de los Flamin’ Groovies).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *